Día Internacional del Jazz: Entrevista con Gonzalo Rubalcaba

“Intento ser todos los días un hijo digno del Caribe, sobre todo de mi Cuba”

En el año 2011, la Unesco declaró el 30 de abril como el Día Internacional del Jazz, con el firme objetivo de concienciar a la humanidad de la importancia de este género musical como instrumento  de unidad entre los diversos pueblos que componen nuestro mundo.

Para celebrar esta ocasión, Soy Caribe Premium  comparte con todos sus lectores la interesante conversación sostenida con uno de sus grandes representantes: Gonzalo Rubalcaba (Habana, 1963), nacido en una de las más espectaculares islas del Caribe, Cuba.

 

Simplemente Gonzalo

Vestido de blanco, sosegado y sonriente, nos recibe virtualmente  en su estudio musical desde su residencia en Miami. En este encuentro descubrimos que es tan buen conversador como pianista, y desde su franca y sincera gentileza nos habla de sus inicios en la música, de su familia, del orgullo de su identidad cubana, su reacción personal tras la llegada del Covid-19, y de  su último trabajo musical con su amiga y compatriota  Aymée Regla Nuviola, entre otros tópicos. Así, con añoranza y melancolía viajamos también con él por algunos  rincones  de su nostálgica Cuba.

Gonzalo Rubalcaba

Inicios en el mundo del arte

Este virtuoso pianista, de una sólida y exitosa carrera, reconoce que con el piano no hubo amor a primera vista, pues su romance con la música  inicia con los instrumentos de percusión, pero al final, el conocido rey de los instrumentos terminó robándole el corazón: “Expresé muy temprano mis gustos musicales con la percusión, con la batería, y luego el piano. Me desarrollé en un contexto muy sano; siempre en mi casa se buscó la excelencia musical”.

 Entiende que su conexión con el piano es para él más que un trabajo; es pasión, un enamoramiento. Sentarse frente al piano cada día  para él representa la búsqueda diaria de lo desconocido. “El día que no me siento a tocar o a componer siento que estoy incumpliendo con algo en mi”, comenta Rubalcaba, pese a que reconoce que busca el tiempo de desconexión para liberar estrés y tensiones.

“Vi y oí hacer música en mi casa. En esta carrera comencé muy temprano, alrededor de los 4 o 5 años. Empecé dentro una familia de músicos, que tan pronto se dieron cuenta que tenía una inclinación por la música, me incluyeron enseguida sus actividades profesionales y musicales. Desde, desde los 17 años empecé a viajar, Latinoamérica, Europa y África”, aclara el afamado cubano.

Cabe señalar que durante su larga carrera musical, ha compartido escenario con importantes personalidades de la música como Charlie Haden y Dizzy Gillespie, Pablo Milanés, Juan Luis Guerra,Michel Camilo.

 

 

Rubalcaba y su trabajo en tiempos de pandemia

La pandemia del coronavirus ha trastocado la vida y el accionar artístico mundial. A Rubalcaba también. Durante este tiempo ha compartido con su público a través de sus redes sociales, en la que se destaca un evento en especial:   La gira se queda en casa,  con la participación de Alejandro Sanz y Juanes, siendo uno de los primeros “lives” que se hicieron en el confinamiento en el mundo. “Aunque siempre he tenido muchos vínculos con artistas de música popular, no es mi espacio cotidiano. Para mí fue una sorpresa y lo disfrute muchísimo, agradecí mucho que se pensara en mí. En principio iba a tocar una o dos canciones junto con Alejandro y terminé tocando el live completo”.

Al ser cuestionado sobre el futuro de la música tras la llegada de la actual pandemia del coronavirus, se advierte en sus palabras la esperanza de la vuelta  habitual a los escenarios. Rubalcaba entiende que la industria de la música ha experimentado formas nuevas para llegar al público, pero duda que los “streaming” y los “lives” actuales, remplacen en su totalidad la forma tradicional de exposición en los espacios físicos. “No dudo que no podamos emocionar al público que nos consume a través de las nuevas tecnologías, pero el concierto en vivo como lo hemos concebido donde se produce el dialogo físico y espiritual entre público y el artista es mágico… difícil de sustituir”.

  

Cuba vista desde los ojos de Rubalcaba

Cuba vista desde los ojos de Gonzalo Rubalcaba

Rubalcaba es un embajador nato del Caribe, sobre todo de su tierra. Para él es un privilegio ser cubano; lo demuestra mientras habla de su patria. Mientras  la describe, se le  asoma una ligera sonrisa en su rostro: “Intento ser todos los días un hijo digno del Caribe, sobre todo de mi Cuba. Mi país cuenta con una cultura muy sólida, fuerte, potente, donde en un principio lo más importante es su gente”.

Tras preguntarle sobre sus lugares favoritos en su país natal, se remonta a sus orígenes y nos habla del barrio Cayo Hueso, donde nació, o  Pinales del Río, donde vivió sus primeros años juveniles. En cuanto a zonas de las costas nos transporta a la playa de Bacuranao, a los famosos Cayos Cubanos, destacando a Varadero como “un lugar especial, geográficamente bendecido”, comenta el artista.

 En ese mismo sentido, tras referirse a la gastronomía cubana, nos menciona al Ranchón, El Aljibe, La bodeguita del medio, La cocina de Liliam,  entre otros, como lugares donde el visitante podrá sentirse como en casa y disfrutar de la exquisitez culinaria, además de lo espontaneo y cotidiano de la hospitalidad cubana.

  

Hermandad musical

Al referirse a  su nuevo disco “Viento y tiempo”, en colaboración con su compatriota y amiga Aymée Regla Nuviola nos cuenta que  “se  ha convertido en una referencia obligatoria para aquel que está interesado en la música cubana actual”. Al hablar de ella se descubre su admirador.

Esta es la primera colaboración como disco: “En esta producción plasmamos piezas muy significativas de los años sesenta, setenta ochenta…piezas populares cubanas. Como una especie de cronología y de recuerdos que nos calaron en nuestra juventud. Intentamos refrescarlas, pero respetando su esencia”, manifiesta Rubalcaba.

Sobre el valor de las premiaciones nos indicó que los premios, como concepto, son siempre bienvenidos, pero siempre los ve, más que nada como un compromiso, significado de una tarea permanente que tiene que desarrollar. Ellos, le han impulsado a seguir en la búsqueda, en la preparación y  en el mantenimiento de su disciplina.

 Herencia musical familiar

 Gonzalo Rubalcaba reconoce que la herencia artística que recibió  también corre por  las venas de sus tres retoños: sus hijos. Nos cuenta que su hijo mayor, Joao, es cantautor; Joan es guionista narrativo y Yolanda, la última en nacer, estudió  y ejerce exitosamente el teatro musical.

 Este músico cubano, cuyo talento aunado a su disciplina,  le han permitido obtener el éxito musical actual, ve realizado sus sueños profesionales cada vez que su alma se permite danzar en compañía de un piano frente a un público, que con sus aplausos premia todo su esfuerzo y entrega. Es por ello que Rubalcaba,  es y será un fiel referente del jazz mundial para las nuevas y futuras generaciones.

Te invitamos a disfrutar de manera íntegra esta entrevista a través del canal de YouTube de esta revista:

 

Tags from the story
, , , ,
More from Ángela Carrasco

Nathalie Peña Comas: “La música terminó conquistando mí corazón”

“Nada se me ha dado fácilmente, pero no importa el sacrificio, si...
Read More