La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

La literatura ha sido una fuente de inspiración y estímulo para numerosos artistas que han cruzado las fronteras de sus países, llevando consigo maletas llenas de ilusión, miedos, añoranzas, melancolía y esperanzas. Mediante la desbordante creatividad que los caracteriza, Los y las amantes de las letras, han plasmado sus emociones en diversos temas, logrando así influir y transformar la vida de muchos de sus lectores.

La diáspora literaria dominicana que vive en España no es ajena a esta realidad. Ha obtenido reconocimiento a nivel internacional y ha enriquecido el panorama literario latinoamericano. A través de sus escritos, también lleva consigo su identidad y riqueza cultural, así como los lazos que conectan con sus experiencias, con la nostalgia y los recuerdos de su isla caribeña.

En esta ocasión, hemos formulado algunas breves preguntas a tres artistas de las letras dominicanas residente en España: Rosa Silverio, Alejandro González Luna y Farah Hallal, con el objetivo de conocerlos más de cerca y ahondar en temas que son sensibles a su labor artística.

 

 

 

La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España: Alejandro González Luna

Alejandro González Luna

 

  1. ¿Cómo han cambiado el lenguaje poético y el consumo de la poesía a lo largo de los años?

 La poesía siempre ha sido un género marginal, que muy poca gente lee. Y la mayoría de los que la leen son o quieren ser poetas. Pasa también con otros géneros, pero por alguna razón a veces difícil de entender, la poesía continúa sobreviviendo en su reducto marginal contra viento y marea, y a pesar del surgimiento de las nuevas tecnologías. Quién sabe por qué. Acaso hay algo en la poesía que se resiste a morir, algo que nos apela y nos conmueve y nos conecta con nuestra condición de humanos.

 

  1. ¿Considera que su condición de periodista favorece su faceta de poeta, ¿se entremezclan o son independientes estas dos facetas?

 Creo que son dos facetas independientes que poco tiene que ver. El periodismo vive de lo factual y de la falacia, de la objetividad; la poesía tiene que ver con un plano distinto, más genuino. La poesía tiene más que ver, como dijo Adam Zagajewski, con los instantes de lucidez.

 

  1. ¿Qué consejo daría a las personas que están empezando o desean incursionar en la escritura?

 Que escriban sin esperar nada a cambio. La escritura es una carrera de fondo, un oficio ingrato desde el punto de vista de lo material. Que escriban por la razón adecuada, sin descuidar otros aspectos de la vida. A veces los que escribimos nos olvidamos de que el mundo sigue girando a nuestro alrededor. Que escriban, eso sí, como si buscaran algo que se les hubiera perdido. Que nunca escriban como si ya hubieran llegado, porque nunca se llega.

 

La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España

 

Reseña Alejandro González Luna

(Santo Domingo, 1983). Escritor y periodista. Ha escrito para medios como Ronda, Cinco Días, Cuadernos Hispanoamericanos, Forbes, Santo Domingo Times o El Caribe.

Ha obtenido varios premios de periodismo y de literatura, como el Premio Internacional de Poesía Emilio Prados (España, 2016) o el Premio de Periodismo Joven de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo (República Dominicana, 2014). Es autor del libro «Donde el mar termina» (Pre-Textos. España, 2017). Algunos de sus textos han aparecido recogidos en diversas antologías, entre las que destacan «A la garata con puño»(Punto de partida. Universidad Autónoma de México-UNAM, 2012); «En el ojo de la cerradura» (La Habana Elegante. Cuba, 2014); o «Islas» (Litoral. España, 2018)

 

 

La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España: Rosa Silverio

Rosa Silverio

 

  1. ¿Cómo definirías la poesía?, ¿cuándo nace en ti la necesidad de escribir?

  Para mí la poesía es trabajo y amor por la palabra. Es una respiración y un ritmo. Una sutura y un ancla. Es también una forma de entender el mundo desde la hondura y la belleza. La poesía, que dicen que no sirve para nada, es el barco que llegó a mi vida para salvarme.

Mi necesidad por escribir surgió siendo pequeña, cuando leí El Principito. La lectura de este libro fue como pasar de ver televisión a blanco y negro a ver televisión a color. En ese momento me dije que yo quería hacer eso, que yo quería inspirar y remover a la gente a través de la escritura. Desde entonces escribir se ha convertido en mi espada y en mi bálsamo.

 

  1. ¿Qué le mueve a escribir?

 Todo aquello que me toque hondamente. Pero no solamente lo vivencial, sino también todo lo que percibo a través de mis sentidos. Mi regla siempre ha sido escribir de aquello que verdaderamente conozca y me importe, de aquello que yo sienta en las tripas y en mi corazón. Como dijo la poeta Alejandra Pizarnik: “Habla de lo que sabes. Habla de lo que vibra en tu médula y hace luces y sombras en tu mirada, habla del dolor incesante de tus huesos, habla del vértigo, habla de tu respiración, de tu desolación, de tu traición. Es tan oscuro, tan en silencio el proceso a que me obligo. Oh habla del silencio…»

 

  1. ¿Cómo ha inspirado en su proceso creativo el hecho de estar fuera del país y pertenecer a la diáspora dominicana?

El estar fuera del país me ha dado mayor libertad para hablar sobre temas que me significan y que todavía en mi tierra son mal vistos o son tabú, como el aborto, la sexualidad y el feminismo. En mi poesía no está tan marcada la añoranza telúrica, pero sí hay un fervor femenino que me conecta especialmente con las mujeres de República Dominicana. En ese sentido, mi proceso creativo se ha visto impactado y mi poesía contiene un grito que es el grito de mis coterráneas.

 

La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España

 

 Reseña Rosa Silverio

(Santiago de los Caballeros, 1978). Poeta y narradora. Reside en Madrid, España. Ha publicado los poemarios De vuelta a casa (2002), Desnuda (2005), Rosa íntima (2007), Arma Letal (2012), Matar al padre (2014), Poemas tristes para días de lluvia (2016), Mujer de lámpara encendida (2016), Invención de la locura (2017), Invenzione della follia (2018), la antología Antes de Madrid (2019) y la plaquette bilingüe Rotura del tiempo / Broken time (2012). Además, publicó el libro de relatos A los delincuentes hay que matarlos (2021), editó la antología No creo que yo esté aquí de más. Antología de poetas dominicanas 1932-1987 (2018) y coeditó En el mismo Trayecto del sol. Poesía dominicana 1894-1984 (2019) junto a Plinio Chahín. Sus cuentos y poemas aparecen en diversas antologías y han sido publicados por revistas y suplementos culturales de diversos países. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, portugués, catalán y árabe. Ha recibido varios premios importantes, entre ellos el Primer lugar en el Concurso de Relatos de la Alianza Cibaeña, el de Vencedora Absoluta del Premio Nosside de Poesía de Italia, el Premio Nacional de Poesía Salomé Ureña y el Premio Letras de Ultramar de Poesía.

 

 

 

La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España: Farah Hallal

 Farah Hallal

 

  1. ¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su narrativa desde los géneros literarios que abordas?

 El fin de toda literatura es emocionar. Cada subgénero lo hará con su técnica, pero en definitiva esa transmisión de ideas, justificar que se expresen de una forma literaria, supone (en principio) la intencionalidad de emocionar. También se requerirá de la sensibilidad de quien lee. El poder no solo lo tiene quien escribe.

 

  1. Desde su perspectiva, ¿cuál es la importancia del fomento a la lectura desde la infancia?

 Estas competencias son fundamentales porque nuestra especie acumula conocimiento por escrito. Ayudan a nuestro desarrollo individual y social. Si en la infancia no se te garantizan esas competencias mínimas, crecerás con grandes desventajas. No serás tan competitivo como individuo de tu especie. Y voy a más: actualmente la masificación de medios de comunicación (muros de redes sociales, canales de YouTube, etc.) nos ofrece más relatorías de las que un ser humano es capaz de procesar con buen juicio. El cerebro tiene que seleccionar a qué información le dará importancia. Y lo otro es que, si sabes leer un libro, pero no sabes leer el mundo, estarás viviendo tu propia ficción. Vivimos en un mundo de relatorías múltiples, simultáneas y asíncronas. No solo estamos escuchando el relato de los noticieros. En nuestros tiempos estamos seleccionando información por una relevancia basada en algoritmos. No en un pensamiento crítico. Cuando voy a una librería del barrio, confío que la persona que selecciona ese universo de libros dentro de los cuales voy a elegir, ESTÁ PREPARADA para sugerirme un contenido de cierto nivel. Es decir, compro BUEN CRITERIO. Cuando compro un libro, arrastrada por el oportunismo de Google, por las tendencias y los algoritmos, estoy simplemente siendo un borrego más del rebaño.

 

  1. ¿Qué opina sobre las nuevas formas de difusión de la literatura, bajos los nuevos formatos tecnológicos, (audiolibros, libros virtuales, etc.)?

 El artefacto que utilicemos para leer o escuchar es variable y creo que dependerá de las necesidades de cada ser humano. Cuando estoy cocinando o limpiando, me parecen ideales los audiolibros. Cuando viajo, mi tableta me resuelve porque los libros pesan muchísimo. Si voy a leer noticias, me gusta usar mi teléfono. A veces no comprendo la dimensión real de muchas noticias que me requieren conocimientos previos. Entonces, para comprender mejor, suelto el texto noticioso y busco información complementaria rápida que me pueda ayudar a profundizar. Ahora bien: SIEMPRE prefiero el libro físico. Tener un libro es una emoción indescriptible.

Pienso que el libro digital tampoco es el formato preferido para estudiantes de Inicial y Primaria. De hecho, escuché la siguiente frase, exacta, a dos niños pequeños de distintos países: “eso no es un libro, es una idea de libro” (refiriéndose a un libro digital). Entonces, para una sesión de animación a la lectura, disfrutan la pantalla enorme con el libro proyectado, pero no sustituye el placer, la seguridad de disponibilidad, el sentido de pertenencia de la cosa: para una niña o un niño tener un libro es algo muy serio. La segunda vez que escuché la misma frase, entendí que tener un libro digital es como tener un auto digital: no tienes nada.

 

La literatura: puente emocional y creativo de escritores dominicanos en España

 

Reseña Farah Hallal

1975, Salcedo, República Dominicana. Narradora y poeta, animadora a la lectura y escritura. Premio Nacional de Literatura Infanto-Juvenil Aurora Tavárez Belliard 2013 y 2019. Premio Dominicano El Barco de Vapor 2014. Premio El Barco de Vapor Caribe 2019. Pupila del National Writing Project de la Universidad Estatal de Plymouth. Sus talleres de animación a la lectura y la escritura estimulan la creación literaria, exploran la riqueza de distintos ejes transversales e invitan a dar la bienvenida a las más intensas emociones.

 

 

Fotografías: Cortesía de los escritores/ Fuentes externas.

Ángela Carrasco
 | Web

Periodista egresada de la Universidad Católica de Santo Domingo, República Dominicana. Especializada en Comunicación Digital (Udima, España) y Relaciones Públicas, (Universidad Católica de Santo Domingo). Amante de la música y del conocimiento artístico y cultural en general.



Translate »