Antonella Ruggiero Sansone, directora General en Academia Iberoamericana de Gastronomía

La evolución del mundo actual hace que cada vez la gente esté más interesada en la gastronomía como una expresión artística de los pueblos, y que desde la óptica científica estudia la relación del hombre con su alimentación y entorno.

Su aprendizaje, degustación, descubrimiento de sabores y creaciones, han sido acelerados por aspectos tan novedosos como la globalización, el desarrollo del turismo y la tecnología.

Los países de Iberoamérica ricos por sus culturas y tradiciones, no se escapan de este interés y encuentran en la Academia Iberoamericana de Gastronomía, el puente entre Europa y América para promocionar y preservar este acervo culinario.

Antonella Ruggiero es la actual directora de esta academia. Esta periodista nacida en Venezuela ha combina do dos de sus pasiones profesionales, cuando decide mudarse a España y especializarse en periodismo gastronómico. Tiene varias primogenituras respecto a esta institución, creada en el año 2009 y compuesta actual mente por 14 países constituyéndose como la primera directora y la primera mujer en ocupar dicho puesto.

En un momento donde el Coronavirus ha ralentizado la vida en todos sus modos, la academia, según nos cuenta Antonella Ruggiero, lo ha aprovechado para crecer, cerrando acuerdos, reforzando su presencia digital, implementando programas de formación virtual, entre otros proyectos.

De esto y otros temas como la evolución de la academia, las claves de éxito de los profesionales en el ámbito culinario, la gastronomía como instrumento de empoderamiento y la participación de la mujer en la alta cocina, nos habla esta directiva a través de esta interesante e imperdible entrevista.

Antonella Ruggiero

RSCP: ¿Cómo llegas a formar parte de la Academia Iberoamericana de Gastronomía?

A.R: En 2016 me propusieron entrar como Secretaria General Adjunta, cargo que ocupé hasta 2019. Fue ese año cuando se decidió, en la Asamblea General de la Academia, crear la Dirección General. La realidad es que es un puesto que me ha permitido explorar y desarrollar muchas facetas de la comunicación: desde un programa quincenal en Radio Exterior de España, hasta la coordinación editorial o la presentación de live webinars.

RSCP: ¿Cuáles son los objetivos y estrategia de la creación de esta institución?

A.R: La Academia Iberoamericana de Gastronomía se creó en 2009 para fomentar la investigación, divulgación y protección de las cocinas y actividades gastronómicas propias de las distintas regiones y pueblos iberoamericanos, así como cuidar de la pureza de sus tradiciones, apoyar su modernización e impulsar actuaciones integrales en materia de cooperación internacional y solidaridad.

Y este objetivo debíamos materializarlo, porque corríamos el riesgo de que se quedara en un estado incoherente e incomprensible. Así que empezamos a crear proyectos (comunicacionales, formativos e institucionales, principalmente) y a sellar alianzas con empresas, organizaciones y universidades que nos permitieran dar el giro tangible a nuestro propósito.

RSCP: Pasando balance, ¿cómo ha sido la evolución de la Academia desde su creación en el año 2009?

A.R: Espectacular. Y me disculpan si peco de inmodesta, pero ese es el adjetivo que me sale naturalmente. Hemos trabajado (y lo seguimos haciendo) con fuerza, poco a poco y con paso firme. En 2009 no teníamos web y ahora hasta programa en Radio Exterior de España y secciones propias en medios de comunicación… así que imagina el salto cualitativo y cuantitativo que hemos dado.

Incluso en 2020, un año profundamente retador, logramos cerrar nuevos acuerdos y renovar otros, reforzamos nuestra presencia digital y entendimos que debíamos apoyar al sector asumiendo nuestra responsabilidad social: la formación gratuita a través de webinars en directo con personalidades importantes de la gastronomía iberoamericana.

RSCP: El concepto Marca país es la nueva estrategia de los países para capitalizar su reputación y posicionaAntonella Ruggieromiento ante los mercados globales. ¿Qué importancia considera usted que tiene en el ámbito gastronómico?

A.R: Una trascendencia capital, tomando en cuenta que el turismo y la gastronomía van de la mano. Pero, además, porque nosotros somos partidarios de que la gastronomía no se quede en los grandes shows de televisión o en las guías y clasificaciones internacionales. El sector es todo: desde el agua y el campo hasta los focos mediáticos, el empleo, la alimentación, el desarrollo, la historia o la cultura. Y es, ya hay muchos países que lo han puesto en práctica, una herramienta para generar un sello propio desde el valor de lo autóctono.

RSCP: Si pudieras resumir las claves de éxito para los actuales y futuros profesionales del sector gastronómico, ¿cuáles serían?

A.R: Yo no creo que haya claves que garanticen el éxito. De hecho, lo primero que habría que ponderar es qué significa para cada uno de nosotros. En consecuencia, creo que el éxito es el resultado del trabajo sostenido, comprometido y diario en función de los objetivos que cada uno tenga. Lo que sí considero que es fundamental para cualquier profesional del sector gastronómico es que se conecte con ‘eso’ que quiera hacer, que entienda por qué y para qué y que genere una propuesta de valor