Día Internacional de la pasta: Madrid y Milán, unidas por la pasta.

dia de la pasta

Este breve relato con pinceladas históricas de nuestro querido chef Martín Omar, celebramos el día Internacional de la pasta. Si les apetece hoy, saquen sus ollas y sartenes y  cocinen hoy vuestra pasta de preferencia. 

¡Buen provecho!

El muchacho era el chef que más admiraba en esos momentos. Yo era quien hacía las ensaladas y él puso en el menú la de espinacas, tuétanos y piñones para obligarme a ir a la línea de los fuegos cada vez que pedían una, y diez, y quince. El restaurante era el italiano de moda del Madrid de los noventa.

Mucho tiempo después, convertido en cocinero de línea lo visité, cuando los años dos mil amenazaban con cambiarlo todo, en una Italia donde el nombre de la pasta rellena varía por zonas o hasta por la forma o el tamaño, pregunté a su madre que cómo se llamaba esta, sumamente delicada, como trozos de seda rubia, que navegando en un ligero jugo de carne con salvia transparentaban el relleno de cinghiale.

La mamma me despidió de Milán, limpiándose la harina con el mandil y con una muñeca de porcelana que mi hija aún conserva entre sus reliquias.

Después de tal experiencia, puse en duda la teoría de que Marco Polo la había traído de la China. Preferí creer en una de romanos, la que cuanta que, en la Roma mitológica, Vulcano se peleó con Ceres (dios del fuego y diosa de la vegetación). Enfurecido sacudió el trigo y lo machacó con su mazo.

Entre llamaradas, metió la molienda por la boca del Vesubio, exprimió aceitunas, desparramó su aceite sobre el volcán y disfrutó a la sombra de lo que había hecho. 

Los griegos encontraron en Nápoles un engrudo de harina y agua, que secaban al sol y cocían en un líquido. 

Los invasores adoptaron esta elaboración que los vesubianos llamaban Macaria, mientras los napolitanos entendían que el nombre venía del verbo machacar o moler la harina, los griegos la asociaban con Makaria, la diosa hija de Hades y esposa de Tánatos. A quien consideraban la contraparte dulce del dios de la muerte, diosa de la felicidad, y de los que merecían el placer de morir a gusto. Leyendas o no, de ahí viene la palabra maccheroni o macarrón. 

Apoyados en referencias milenarias sobre elaboraciones con trigo molido en la península itálica, algunos afirman que la historia de Marco Polo se perpetuó en los glamurosos años mil novecientos desde Norte América, más aún cuando la era de la publicidad popularizó los tan aclamados “Mac and cheese”.

 Digan lo que digan, hoy la pasta es uno de los alimentos más conocidos y en parte gracias a un puñado de fabricantes y harineros de todo el mundo que se reunieron en los noventa en un congreso* para incentivar su consumo. Sobre tal fecha se celebra en octubre el día internacional de la pasta y su historia nos queda como un sabroso mito. 

Written By
More from Martín Omar

Pastel en hoja relleno de pollo con pasas y aceitunas

  Ingredientes para la masa 3 unidades de plátano maduro 2 unidades...
Read More