Día Internacional del Chef: El nuevo libertador del Caribe

Cocinero valiente, abuela cariñosa, cocinera feliz, son solo tres de los tantos atributos que se les acuñan a los chefs caribeños. Y no es para menos si, por alguna casualidad, metemos dichos adjetivos en una cazuela y los mezclamos no habrá que dejarlos reposar para que salga de ahí una ristra de hombres y mujeres dispuestos a poner a gozar a todo el que se siente a su mesa. 

La energía de vivir la desbordante alegría, la eterna disposición, le suben tan rápido como la espuma sobre el guiso, cuando el puchero empieza a hervir. No hay un rincón del mundo donde haya un mestizo y no se sienta su entusiasmo y entrega. 

En esta región, como en muchas otras partes del mundo, siempre se le ofrecía mayor protagonismo a los platos y productos que llegaban, pero ahora se está levantando un orgullo tal, que la liberación está provocando que los chefs se coloquen a la par con los músicos y otros artistas. 

Esta tierra siempre ha sido un tazón dispuesto a recibir, desde los aborígenes que se movían a sus anchas entre las islas y el continente, hasta las más recientes migraciones. 

Todos han dejado su huella de una manera u otra; pese a lo variopinto de su paisaje, siempre habrá alguna característica común entre sus chefs. 

Ancestralmente el Caribe ha sido reconocido por la alegría de sus ritmos, la calidez de su gente y su arte cargado de matices; sin embargo, su gastronomía siempre se ha sentido tímida y poco valorada. 

Pero ahora está empezando a despertar sus colores, a hacer gala de lo rico de su herencia cultural, del prodigio de sus frutas y vegetales, todo esto no se está llevando a cabo solo, como una parte importante del engranaje existe una legión de caribeños alzando su caldero al unísono.

Y es que toda la magia no se produce con un simple repiqueteo de un cucharón sobre la paila de hierro, una gran gesta se ha venido sucediendo, cada uno por su cuenta, cada quien desde su posición para que hoy exista una cocina tan característica como ella misma; diversa como su paisaje y tan empoderada como cada uno de los que han tomado la iniciativa de izar la bandera del sabor.

Algunos de los nuevos libertadores del Caribe

A los chefs con reconocimiento del tipo estrella Michelín o la lista de los FiftyBest que pueblan este paraíso, debemos agregar otros nombres no menos importantes y reconocidos. 

Chef Stephan (Stephan Durand) es el chef embajador que hoy preside la Alianza Cultural Haitiana y es una de las cabezas del Equipo Culinario Nacional. Quien ha sido chef ejecutivo de Le Plaza Hotel de Puerto Príncipe, chef Ejecutivo de la Fuerza Aérea y Director de Alimentos y Bebidas en Fort Walton Beach, Florida. Produce los eventos gastronómicos más importantes del país, como el Food&Spirits Festival de Haití y Gout et SaveursLakay. Estudió en la Facultad de Artes Culinarias de la Universidad Johnson &Wales.

Martin Maginley este jamaiquino ha recibido, entre otros galardones, el premio Table TalkFood de Jamaica Observery ha sido premiado por la Fundación James Beard. Graduado del George Brown College en Toronto, es uno de los chefs apasionados y representativos del recetario de país del rastafari, su carrera pasa por algunos de los hoteles emblemáticos de Jamaica, Canadá y Estados Unidos. Es uno de los promotores del consumo del producto local, amante y propulsor del concepto (de la granja a la mesa).

Béatrice Fabignon, es una de los principales embajadores de la comida francesa de ultramar, desde Martinica a Guadalupe, pasando por Guyana, ha obtenido varios premios, entre los que se encuentra el Chef EuroToques France 2016-2017.

Es la fundadora del Trophy Table Art, el concurso itinerante más importante de la cocina de las Antillas Francesas; fue reconocida por la Unesco en el 2020.

Kelvin Fernández, este chef de origen dominicano fue incluido en la lista Forbes de los 30 menores de 30. Saltó a la fama por haber ganado el famoso reality de Food Network, “Beat Bobby Flay”el cual ganó gracias a su receta de arepa dominicana. Se convirtió en el chef más joven en graduarse del Programa CareersThroughCulinaryArts de Nueva York, convirtiéndose también en el chef ejecutivo más joven de la alta gastronomía de la gran manzana. 

Álex Quessep, estudió en el Sena y es reconocido como “el chef que cuenta historias a través de su cocina”. 

En la actualidad es uno de los principales exponentes de la culinaria del caribe colombiano. Investigador de las influencias árabes en los fogones de su región y colaborador junto al Ministerio de Cultura en la recuperación de memorias de cocinas tradicionales en los departamentos de Atlántico y Sucre.

Chef José Santaella, este chef, que ha trabajado con gente de la talla de Ferrán Adría, Eric Ripertde Le Bernadin o GariDanko (GariDanko San Francisco), es autor del libro “Cocina Tropical: Los sabores clásicos y contemporáneos de Puerto Rico” actualmente ofrece lo mejor de borinquen y sus productos locales en el restaurante de San Juan que lleva su nombre. 

No quiero seguir insertando nombres porque la lista se haría intensa. Ya es conocida la trayectoria de los chefs del caribe mexicano y sus grandes aportes a la alta cocina a esa zona. Colombia y Venezuela ofrecen una buena cuota de reconocidos cocineros embajadores de los sabores del caribe hispano. 

La República Dominicana también ha venido recolectando un fardo de chefs valientes, afanados en hacerle saber al mundo que aquí fue donde todo comenzó, que el horizonte de nuestro paraíso no termina en sus playas, que el sabor del dominicano traspasa la frontera de la música. Entre su haber se encuentra, la primera mujer, chef latinoamericana en ostentar dos estrellas Michelín y un macuto repleto de premios internacionales.

Written By
More from Martín Omar

Cócteles

Para este verano os propongo estos espectaculares cócteles, diseñados por la Chef...
Read More