PROSOLI pone en marcha un centro de Capacitación gastronómica en Boca Chica

República Dominicana apuesta por convertir la gastronomía en una estrategia de desarrollo a la vez que impacta directamente en los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), fijados por la ONU para la Agenda 2030.

El programa gubernativo Progresando con Solidaridad (Prosoli) se creó en 2012, y es el corazón del gobierno dominicano para reducir la pobreza y crear bienestar entre las familias en situación de vulnerabilidad. Los participantes, además de percibir transferencias monetarias condicionadas, reciben acompañamiento socioeducativo en su desarrollo integral, propiciando oportunidades y empoderando a los participantes.

Dentro del plan de actuación, Gloria Reyes, directora de Prosoli, inauguró el pasado mes de diciembre el Centro de Capacitación Gastronómica (CCGP) en el municipio turístico de Boca Chica, provincia de Santo Domingo y a tan sólo 30 km de la capital.

El Centro tiene una capacidad para 125 alumnos, y entre sus instalaciones cuenta con un bar-restaurante. Las aulas de cocina están diseñadas con los mejores estándares para organizar los espacios, en conformidad con las normas de seguridad e higiene, eliminación de los residuos y los requisitos mínimos de dimensión.

La formación es impartida por profesionales del sector, entre los que se encuentra el chef Martín Omar, y los estudiantes pueden elegir cursos de corta, media y larga duración; en áreas de gastronomía, panadería y repostería, mixología, emprendimiento gastronómico y hostelería, sectores fundamentales para el turismo.

Los estudiantes que hayan finalizado los estudios obtendrán un certificado de participación avalado por Prosoli e Infotep. Los cursos serán diseñados y actualizados según la demanda del mercado, facilitando la inserción laboral de los estudiantes y apoyando al sector turístico y de servicios a través de un personal más productivo y capacitado

Esta iniciativa es un proyecto creado para consolidar las capacidades técnicas gastronómicas y de servicios de los dominicanos y las dominicanas en riesgo de exclusión social.

Prosoli cuenta con 12.000 voluntarios en el país, y atiende a 1.570.000 dominicanos.

En un futuro, se quiere extender a otras provincias del país, incluso crear una Universidad Gastronómica, con el fin de satisfacerla creciente demanda del sector de servicios y turismo que tiene el país.

La República Dominicana ocupa el séptimo puesto en la lista mundial en dar prioridad e impulsar activamente el desarrollo del turismo y los viajes, según el Foro Económico Mundial.

Una acción que también está sirviendo para poner en valor el patrimonio gastronómico del país y posicionar a nivel internacional la gastronomía dominicana, con posibilidades reales de aspirar a ser declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.