Repostería de Cuaresma y Semana Santa en España y el Caribe

En cualquier país de tradición católica la Semana Santa es una de las mejores fechas para consentir a los paladares más golosos.

Esta época del año llena de tradiciones muy enfocadas a la religiosidad es propicia para saborear algunos de los mejores postres caseros.

En Soy Caribe Premium hacemos un recorrido desde España al Caribe para que se te haga la boca agua.

España y las torrijas

Hay dos tipos de torrijas, la que puedes pillar en una noche de excesos, o la que te puedes comer y que consiste en una rebanada de pan empapada en leche o vino y rebozada con huevo, frita y endulzada, tal y como la define la RAE.

Durante muchos años, las torrijas fueron un alimento de pobres y combustible para balancear el ayuno y la abstinencia de comer carne que exige la iglesia a sus fieles durante este periodo litúrgico.

La torrija es el dulce favorito de los españoles en Cuaresma y Semana Santa, y aunque es un postre que se puede hacer con facilidad en casa, lo cierto es que cada vez más restaurantes lo ofrecen en sus cartas a lo largo del año, como es la exquisita torrija de brioche con coco del restaurante madrileño Ten con Ten.

Torrijas españolas.

Los pestiños, de tradición andaluza y origen árabe, son otros de los dulces preferidos durante estas fiestas, difícil saber si están mejores los bañados con miel o los cubiertos con azúcar y canela.

Pestiño Andaluz.

Una costumbre muy arraigada en el Levante es la mona de Pascua, un dulce que los padrinos regalan a lo ahijados después de la misa de Pascua y en el que se presenta junto con un huevo cocido en la parte superior, aunque esta tradición ha ido cambiando con el paso del tiempo para dar paso a los huevos y figuras de chocolate, más del gusto de los pequeños.

Mona de Pascua.

La repostería de Cuaresma y Semana Santa en el Caribe

República Dominicana

Al igual que los españoles, a los dominicanos les gusta la cocina casera y las tradiciones. Durante la Cuaresma el dulce más icónico y patriótico son las habichuelas con dulce. Este postre, único de la República Dominicana, se elabora con ingredientes de origen africano, asiático, europeo y de los propios indígenas, una síntesis de la sabrosa gastronomía dominicana.

Habichuelas con Dulce. Crédito Ministerio de Turismo Republica Dominicana.

Otros postres de esta época son los buñuelos de yuca o de viento, el arroz con leche y el chacä, conocido también como maíz caquiao.

Imagen Chaca. Receta de la Chef-Jacqueline Henríquez.
Arroz con leche. Receta de la Chef Jaqueline Henríquez.

Venezuela

La repostería venezolana de Cuaresma es de las más ricas y variadas del continente, prácticamente cada familia tiene un toque diferente a la hora de hacer un buen arroz con leche o con coco. Además de estos postres, está el dulce de lechosa o papaya verde, muy representativo de la gastronomía venezolana, al igual que el majarete de coco, un flan que se prepara a base de maíz.

Receta de Yudelzy Gomez, Chef Bar Imperial de Benavente, Zamora.
Receta de Yudelzy Gomez, Chef Bar Imperial de Benavente, Zamora.

Costa Rica

Los costarricenses además del arroz con leche, el más internacional de los postres de la Cuaresma, elaboran miel de chiverre, cabello de ángel y empanadas. Otros postres son los higos en almíbar o azucarados, la miel de toronja o pan dulce casero.

Mermelada de Higos.
Empanadas costarricenses.
Arroz con leche.

México

La capirotada  es uno de los postres mexicanos más esperados durante la cuaresma, se elabora con pan fino y frutos secos principalmente. En Yucatán se degustan los caballeros pobres, con pan francés y endulzados con leche y azúcar, muy similares a las torrijas españolas. Otro de los dulcespredilectos por los yucatecos son las marquesitas, tradicionales de la ciudad de Mérida.

Capirotada.
Caballeros pobres.

Colombia

En Colombia los postres elaborados por frutas son los predilectos como el dulce de mora, coco o el de mango verde, siendo también muy popular el arroz con leche.

¿Sabes por qué se degustan estos tipo de postre en Cuaresma y Semana Santa?

Este hábito del periodo cuaresmal y de Semana Santa, tiene sus orígenes a la antigua práctica de ayunar, como acto de sacrificio y penitencia que realizaban los católicos practicantes.

Esta abstinencia alimentaria consistía en el consumo de alimentos que no tuvieran origen animal, y por tanto, para sostenerse energéticamente, las personas debían alimentarse en base a un gran aporte calórico.

Durante esos días se permitía comer algunas pequeñas porciones de alimentos que estuvieran elaborados con huevos, harina, entre otros ingredientes. Esta costumbre de moderación al comer, se ha mantenido con el paso del tiempo, convirtiéndose en una seña de identidad cultural de este periodo del año.

Tags from the story
, ,
More from Jose Vallejo Herrera

La edad de oro de la alta cocina mexicana en Madrid

En 2010, la UNESCO declaró a la cocina mexicana como Patrimonio Cultural...
Read More