Milly Quezada ¡La Reina del Merengue!

Milly sillon amarillo

Aunque en América no hay monarquías, la República Dominicana tiene una reina cuyos dominios se extienden más allá del continente. ¿Su nombre? Milly Quezada. ¿Su legado? Llevar alegría a ritmo de merengue.

SOY CARIBE: Una de las cosas que te caracteriza es la alegría, hasta el punto que en Twitter e Instagram la gente etiqueta las fotos y vídeos de tus presentaciones con el hashtag #MillyEsAlegría. ¿Cómo te hace sentir esto?

MILLY QUEZADA: Es precioso! Siempre digo que mi compromiso es con la alegría, porque a lo largo de mi carrera, esa alegría que me da el merengue la puedo transmitir a los demás.

SC. Sin embargo, este año has pasado por momentos muy tristes como la muerte de tu madre, doña Australia y de Yaqui Núñez del Risco, uno de tus grandes amigos. ¿Cómo lo has sobrellevado? Y sobre todo, ¿Cómo se puede brindar alegría al público en medio del dolor?

MQ. La vida me ha ensenado que nuestras pérdidas se alzan como oportunidades para celebrar sus lecciones. Con mi primera pérdida significativa, la de mi esposo y compañero de 20 años Rafael Vásquez, en el 1996, aprendí a duras penas que Dios es el recurso por excelencia para superarlas. Por eso me refugié en Él y me enamoré de la persona de Jesucristo, mi Salvador y mi Señor. La esperanza de volver a ver a mis seres queridos se fundamenta en mi relación con Jesús, por eso sé que mi amigo Yaqui Núñez, así como mi heroína y mi madre, doña Australia me esperan al otro lado de la eternidad.

Además, el merengue ha sido mi mejor medicina.  Mi más reciente single “Quiero Felicidad” habla justamente de esos detalles imprescindibles que todos necesitamos para ser felices, siempre impregnados de alegría.

Milly Quezada en acción

SC. En estos más de 30 años de carrera artística has conseguido grandes triunfos: cuatro Latin Grammys, varios premios Soberano, Billboard, Lo Nuestro, nominaciones al Emmy. ¡Tienes hasta un día en tu nombre! Haciendo balance, ¿Qué ha sido lo mejor y lo más difícil de tu trayectoria?

MQ. Lo mejor fue mi primer Latin Grammy, porque realizaba el sueño que mi fenecido esposo visualizó y que no vivió para disfrutarlo; por lo que fue una sensación agridulce. Rafael fue el visionario en mi carrera (como reza la canción “The Wind Beneath My Wings”) y su pérdida en el 1996 fue el momento más difícil para superar… Ya estoy súper bien, pero mi mundo hizo un alto terrible con su partida.

Pero como te decía que las pérdidas son oportunidades que Dios encauza para bien, yo he podido recorrer emociones inimaginables en este andar sin mi compañero, que me han hecho crecer como persona y madurar espiritualmente.

SC. Además de ser una mujer trabajadora y exitosa, eres una persona muy familiar, ¿Cuál es la fórmula para lograr el equilibrio entre las dos facetas?

MQ. Mi familia siempre fue muy solidaria con mi carrera profesional, desde mis hermanos, mis padres, hasta mis hijos; quienes crecieron en medio de giras, viajes y aprendieron a acomodar sus prioridades a las exigencias de una carrera musical. Creo que sin ese apoyo y comprensión jamás hubiese podido balancear lo personal con lo profesional.

Yo trato de ser una abuela consentidora de mis nietas y de apoyar a mis hijos en las medidas de mis posibilidades. Creo que esto nos permite ser mejores seres humanos.

Milly Nietas 6
Milly Quezada junto a sus nietas Mariah (4 años) y Mía (7 años)

SC. Ya que mencionas a tus nietas, ¿Cómo llevas lo de ser abuela?

MQ. ¡Esta etapa en mi vida es maravillosa, porque no tuve hembras y hoy juego con mis muñecas, Mía y Mariah! Me divierto muchísimo y me deleitan sobremanera. Creo que Dios me reservó este deleite justamente para esta etapa en mi vida. ¡Ahí también puedo ver que en mi vida no hay coincidencias sino “Dioscidencias”!

SC. Hace años que no vienes a Madrid a darnos un concierto ¡Hay un montón de dominicanos y latinos con ganas de disfrutar tu música en vivo!

MQ. No olvido el concierto en que compartimos con parte de la orquesta “Fania All Star” en Madrid por el 1986 o 1987… ¡Me encantaría poder regresar a cantar y contar mis vivencias y no pierdo las esperanzas de que algún día pueda realizar este sueño!

Para leer la entrevista completa de Milly Quezada, accede a nuestra edición impresa entrando AQUÍ

More from Redacción Soy Caribe Premium

Pepe Hidalgo, presidente de Globalia

“Mi confianza y mi pasión por República Dominicana se traducen en una...
Read More