Depresión Navideña

Depresión Navideña

La finalización del año trae consigo grandes momentos de celebración y felicidad. Sin embargo, para algunas personas es el inicio de un periodo de tristeza y dolor denominado “depresión navideña”.

Alegrías VS Nostalgias, ¿Por cuál te decides esta Navidad?

La época de Navidad es esperada por casi todo mundo, con alegría y entusiasmo; la piensan como “un respiro”,  un espiral de alegrías familiares y cercanía de corazones; un paréntesis dentro de los días agitados o unas “mini vacaciones” en las que muchos coinciden.

Villancicos, vistosas decoraciones en hogares y establecimientos, embriagan la atmósfera y es común notar mejor humor entre chicos y mayores, es como si algo les hiciera “Click” y sus ordenadores internos hicieran un positivo cambio de chip a una inusitada felicidad.

Desafortunadamente no todos la pasan de maravilla,  eventos personales trágicos, rupturas amorosas, condiciones económicas precarias e  imposibilidad de reunirse con sus seres queridos, por distancias continentales, nublan las emociones a distintos niveles, siendo necesario, en casos más tormentosos, la ayuda psicoterapéutica.

La tristeza se transforma, si se le deja evolucionar, en una peligrosa depresión, que trasciende al Año Nuevo e interrumpe las actividades habituales; aumentan las hospitalizaciones, mientras que otros se auto encarcelan, por la alergia social que desarrollan.

depresión en navidad
La depresión navideña afecta miles de personas y puede extenderse hasta muy entrado el año nuevo

¿Cómo evitar deprimirse?

Lo primero que  debes hacer es no crear expectativas muy altas respecto a lo que harás para estas fechas, recuerda que eres el arquitecto de tu propia felicidad y director de tus decisiones; así que a pasarlo bien, desmitificando la costumbre de que es preciso regalar a todo mundo y  gastar hasta lo que no tienes en presupuesto.

A veces una carta emotiva, hecha a puño y letra, unas galletitas horneadas en casa, compartir tiempo con tus seres queridos, haciendo actividades que por mucho tiempo habéis dejado de lado, es parte de la lista de regalos más gratificantes, inolvidables y que NO tienen precio. Les  aseguro que van hacer  a otros felices, pero antes lo serán ustedes..

No pienses en que los días se están acabando, disfruta las horas, los minutos y segundos, convencidos de que esta buena actitud, redundará en bendiciones colectivas y en nuevas oportunidades para construir a corto plazo una vida con visión emocional más equilibrada y madura; ponte  a prueba y descubrirás  innúmeras potencialidades.

Aunque el ánimo no esté para “fiestas”, debes evitar la soledad. Hablar y compartir  ideas te hará sentir mucho mejor.

Los  motivo a conceptualizar estos días, como una oportunidad valiosa para reevaluar metas y sueños, identificar retos y vencerlos; recordar momentos felices y abonarlos, aún cuando alguien a quien amaste no esté para compartirlos.  Decide ser FELIZ; ¡Las sonrisas y los buenos momentos te esperan!

More from Redacción Soy Caribe Premium

Luxury Bahia Principe Fantasia: Mejor resort familiar todo incluido

  La cadena recibió un total de ocho premios en la gala...
Read More