La cocina como arma de cambio social

La cocina cada vez tiene más fuerzas para cambiar el mundo y alcanzar el poder de transformar la manera que tenemos de ver la realidad y de relacionarnos con los demás, contribuyendo a la educación, impactando en las comunidades, en la salud, en el arte y en el medioambiente. Es también un factor importante para transformar y empoderar a las mujeres del medio rural.

Los cocineros somos transformadores de alimentos y así ayudamos a desarrollar la economía, tenemos un rol importante en el cuidado del medioambiente y contribuimos al bienestar de la sociedad a la que pertenecemos. La gastronomía tiene una estrecha relación con el cuidado de la salud, la biodiversidad y el desarrollo social al apoyar a la cadena de productores buscando siempre la sostenibilidad y la economía circular de cada zona, dándoles visibilidad, concienciando, formando, capacitando y compartiendo nuestros conocimientos, para que esas zonas sean más productivas y puedan sacar mejor provecho de su trabajo y generar más ingresos para sus familias.

Nosotros, como restauradores, podemos transformar nuestros negocios en oportunidades de desarrollo económico, social y cultural.

La cocina como arma de cambio social

En mi caso, con la Fundación Ima utilizamos la cocina como una herramienta para promover la educación, el empleo y la generación de ingresos entre personas en situaciones vulnerables, como en comunidades muy remotas que viven de lo que producen en sus tierras sin que prácticamente nadie pueda llegar hasta ellos.

La cocina como arma de cambio socialNuestra idea es apoyarlos, desarrollar productos que luego nosotros nos encargamos de colocar en el mercado, para ayudar a sostener a esas comunidades y mantener viva su agricultura local. A través de mis platos cuento su historia, para sacarlos del anonimato y darles el protagonismo que merecen.

Fogones solidarios es un movimiento donde nos hemos unido más de 100 cocineros de nuestro país, para llevar comida sana, saludable y de muy buena calidad a hospitales, barrios, orfanatos y personas en situación de vulnerabilidad alimentaria: con este movimiento buscamos apoyarlos, desde el conocimiento de nuestro oficio y desde el don de la cocina.

La gastronomía social es un modelo muy positivo que va mucho más allá de cocinar: se trata de transformar a través de los alimentos, de cocinar con conocimiento, contándole al mundo que siempre hay un trasfondo y que se puede cambiar a través de la cocina. Es una manera de mostrar que los cocineros somos agentes de cambio, que aportamos beneficios y valores a la sociedad.

La cocina es una herramienta poderosa de resistencia, de cambio social. Es un medio y no un fin.

La cocina como arma de cambio social

POR INÉS PÁEZ (CHEF TITA)

More from Redacción Soy Caribe Premium

La diseñadora Patricia Urquiola deja su sello en el W Retreat & Spa Vieques Island

 Hotel cinco estrella ubicado en la isla de Vieques (Puerto Rico)  ...
Read More