Amelia Botero: bañadores inspirados en el Caribe

amelia botero bañadores

amelia botero diseñadora

Amelia Botero es atrevida, divertida y sexy. Igual que su marca “AB”, con la que busca transmitir la alegría y el color de la tierra que la vio nacer, además de lograr que sus consumidoras se sientan como auténticas sirenas del siglo XXI.

Una apuesta por el color

Su apellido es sinónimo de creatividad y arte. Amelia ha sabido labrarse un camino propio a base de trabajo constante expresado con singularidad, gracias a su talento e inventiva.

Le enorgullece abrirse camino por sí misma, sin haber tenido que recurrir al “soy familia de…” Principalmente cuando el mundialmente conocido escultor y pintor colombiano Fernando Botero forma parte de su estirpe familiar.

amelia botero
Amelia Botero posa con sus coloridos diseños

Nacida en Medellín, en unas vacaciones viajó a España junto a su hermana y unos tíos cuando tenía 18 años y quedó atrapada por el encanto de Madrid, donde se recibió profesionalmente, formó una familia e hizo realidad su sueño: tener su propia línea de ropa de baño y complementos, denominada “AB”.

Como muchos inmigrantes, echa de menos su tierra y por eso sus diseños evocan su rica herencia cultural. “Aunque mi empresa es de aquí, siempre trato de llevar esa insignia, dejando a Colombia muy en alto donde quiera que voy”, confiesa al iniciar esta entrevista.

amelia botero bañadores

Amelia Botero apuesta por el diseño artesanal, la exclusividad de las piezas y la máxima atención a la calidad y al detalle. Además, plasma ese toque “sexy” que la caracteriza, en sus creaciones. Su objetivo es que la mujer se sienta bella y sensual hasta en la playa, independientemente de qué tan pronunciadas sean sus curvas.

Ahora que ha llegado el tan anhelado verano, nada mejor que dejarse inspirar por la frescura, originalidad y pasión que transmite esta modelo, diseñadora y empresaria colombiana, quien nos devela todos los detalles de su línea y de su más reciente colección de bañadores.

amelia botero bañadores

SOY CARIBE. ¿De dónde viene tu amor por el diseño y la moda?

AMELIA BOTERO. Crear e innovar es algo que siempre ha estado conmigo. Al principio comencé a estudiar Diseño de Interiores y mientras estaba en la academia me incliné por la moda; hice el cambio y me gustó mucho más.

SC. ¿Pero podría decirse que tu forma de expresar arte es un asunto de familia? Ya que eres pariente de Fernando Botero.

AB. Si, somos primos segundos. En la familia sólo él y yo tenemos esa vena artística. Ah y mi hija de seis años que pinta muy bonito. Vamos a ver si ella hereda ese talento. ¡Nunca se sabe! Yo desde luego estaría encantada.

SC. Háblanos de tu marca “AB”. ¿Qué la distingue de las demás?

AB. Es una marca fresca, cuidada, con muchos detalles y sobretodo artesanal. Todas las piezas son hechas a mano por los reclusos de la cárcel de Medellín. Las telas son de muy alta calidad. Se fabrican en Miami y no pierden el color, ni el brillo con el sol, el mar o el agua de la piscina. Además, incorporamos cristales de Swarovski, volantes, lentejuelas, cuero y muchos otros materiales.

amelia botero bikinis

Son piezas únicas con acabados tan perfectos que pueden usarse de reverso, porque el forro es casi tan bonito como la tela exterior y con diseños muy originales, distintos a lo que suele encontrarse aquí en Europa, donde priman piezas muy básicas y lineales.

SC. ¿Qué podemos encontrar en ella? 

AB. Bikinis, trikinis, bañadores, salidas de baño y una línea de zapatos básicos estilo cowboy, pero solo para la playa, además de bailarinas y chanclas. Pero mi fuerte es el bikini artesanal, que es mi pieza insignia y la que llevamos a todos lados. 

SC. ¿A qué tipo de mujer están dirigidos tus productos?

AB. ¡Pues a todas! Aunque muy especialmente a la mujer atrevida, moderna, divertida y sexy, que quiere hacerse notar. Son prendas que resaltan silueta y que llaman la atención por los colores y materiales.

Para las más reservadas y que no les guste mucho el brillo o los estampados, también tenemos una línea simple, sin detalles, y también artesanal en tonos blanco, negro, marrón y sin abalorios.

amelia botero bikinis

SC. ¿En qué te inspiras para los diseños?

AB. Me inspiro en esa mujer divertida que quiere innovar. En el agua, el amor, en todo lo fresco, los colores, las telas… Viajo mucho y cada colección va enfocada en lo que haya vivido en ese momento. También visito muchas ferias y observo las tendencias para luego adaptarlas a mis diseños.

SC. Háblanos de tu más reciente colección.

AB. Se llama “Étnica” y se basa en la fusión cultural, la onda tribal, que es una tendencia que este año pisa muy fuerte. Todas las piezas tienen mucho color, mezclas de estampados, accesorios llamativos y un aire boho-chic muy actual.

SC. ¿Dónde podemos adquirirla?

AB. En la web ameliabotero.es y en las tiendas “Casual and Chic” en Boadilla, Madrid o en “Lips Ibiza Beach”, “Lemis Ibiza” y “Ses Savines”, en Ibiza.

amelia botero diseños

SC. Haciendo balance de estos años al frente de tu marca, ¿qué ha sido lo más difícil que has tenido que superar?

AB. Lo más complicado es mantenerse, sobre todo en el estado de crisis que hemos tenido. Al principio abrí dos tiendas: una en Madrid y otra en Ibiza. Todo fue muy fácil, porque era una línea con un concepto diferente. Tuvo mucha acogida y llamaba mucho la atención. Lamentablemente al cambiar las condiciones económicas del país, me vi obligada a cerrar la tienda de la capital y distribuir mis diseños en distintas boutiques. A pesar de eso, ha sido una aventura muy bonita.

SC. ¿Cuáles son tus planes a futuro?

AB. Seguir mi expansión en el mercado internacional. Ahora estoy cerrando algunas cosas en España para, en un año, irme a Estados Unidos y abrir mi sede en Miami. Allí es verano todo el año y gustan mucho mis bikinis. Además, es un excelente punto para hacer la distribución desde Colombia y dar a conocer mi marca por todo Estados Unidos y Latinoamérica.

amelia botero bañadores 5

SC. Finalmente, ¿tú por qué eres Caribe?

AB. Por mi cuerpo y mis curvas ¡de las que estoy muy orgullosa! –dice riendo ; por mi personalidad divertida, por mi forma de hablar (que no ha cambiado en estos 14 años); por esa capacidad que tenemos los latinos de hacernos querer en todo el mundo y sobre todo por la alegría que se nos nota a un kilómetro!

 Fotografías: Danny Cardozo
Modelo: Rachell Valori
More from Redacción Soy Caribe Premium

Bachata Rosa, el nuevo restaurante de Juan Luis Guerra en Punta Cana

El artista dominicano, Juan Luis Guerra se une al chef Joaquín Renovales,...
Read More