El golf: otro enamorado del Caribe

Aguas cristalinas de intenso color turquesa, playas con arena fina y blanca y un clima cálido todo el año es una combinación que se convierte en invitación constante a dejar momentáneamente nuestras obligaciones diarias, para deleitarnos con la belleza que nos ofrece nuestro amado Caribe; un Caribe que ha hecho que, el golf uno de los deportes individuales con mayor difusión en todo
el mundo, caiga rendido a sus pies.

Este deporte, uno de los más antiguos que existen, surgió en Holanda durante la Edad Media, aproximadamente por el siglo XIII. Los primeros jugadores le llamaban “colf”, y se valían de una bola de hierro y un palo.

Tenían reglas de juego diferentes a las que se siguen en la actualidad, razón por la cual se considera que esta actividad deportiva, tal como la conocemos hoy, procede de Escocia, donde nació la primera asociación de profesionales del golf en 1744: la Honorable Compañía de Golfistas de Edimburgo (Honourable Company of Edinburgh Golfers), la cual sigue activa y goza de gran prestigio mundial.

Sin embargo, fue el 12 de abril de 1901 cuando una carta de un golfista profesional del Norte de Gales motivó la creación de la famosa PGA (Asociación de Golfistas Profesionales). Actualmente, la PGA ofrece una amplia gama de oportunidades de juego para sus miembros, mediante la organización de más de 700 torneos cada año. Los eventos van desde competencias locales pro-am hasta finales nacionales y eventos internacionales como la Copa PGA.

golf Caribe

Actores y actrices de Hollywood, leyendas de otros deportes, cantantes famosos, entre otros, están entre los aficionados a este deporte. Muchos de ellos han llegado al punto de tener su propio campo de golf, como es el caso de Clint Eastwood, Michael Jordan, Justin Timberlake, George Strait o Willie Nelson.

El golf no se queda atrás cuando se habla de verdaderos íconos. Es complicado hacer una selección justa. Figuras como Arnold Palmer, Jack Nicklaus, Nick Faldo, Greg Norman y el cántabro Severiano Ballesteros contribuyeron de diferentes formas al crecimiento de la fanaticada golfista. En la actualidad, Tiger Woods, Dustin Johnson, Sergio García Fernández o el joven Jon Rahm —que pone en alto la bandera española, situándose como el N° 2 a nivel mundial— solo son algunos de los que atrapan nuestra atención cuando los vemos en el campo de juego.

Existen numerosos campos de golf, pero los más famosos están localizados en destinos turísticos paradisíacos, dentro de propiedades de hoteles de lujo caribeños, específicamente en Barbados, Bermudas, Bahamas, Jamaica, la Riviera Maya o República Dominicana, en donde se celebra por cuarto año consecutivo el PGA Tour en el campo de golf Corales en Puntacana Resort & Club.

Su diseño espectacular, hecho por el mundialmente renombrado arquitecto Tom Fazio, al igual que su localización al lado de los acantilados, en la bahía con las ensenadas, las canteras y las coralinas del Mar Caribe, lo han convertido en la sede ideal para este torneo internacional de gran envergadura.

No podemos escribir este artículo sin mencionar que el campo de golf Corales culmina con el conocido “codo del diablo”: tres hoyos posicionados mundialmente entre los hoyos finales más extraordinarios y complicados. Se trata de un total de 18 hoyos, seis de ellos con vista al mar, los cuales garantizan una experiencia inolvidable a los jugadores profesionales del circuito.

golf Caribe

En la República Dominicana, puntualmente en Casa de Campo, en La Romana, también se encuentran los muy reconocidos Dye Fore, The Links y la obra maestra del afamado arquitecto Pete Dye: Teeth of the Dog, el campo de golf N0 1 del Caribe y el N0 52 a nivel mundial.

Además, dicho país ha sido elegido recientemente por la PGA of America para realizar una alianza con el Grupo Piñero y su división Bahía Principe Golf. Dicho convenio se concreta con la evolución de su campo de golf Ocean’s 4, que pasa a denominarse PGA Ocean’s 4.

Su nombre hace referencia a la cantidad de hoyos que tiene junto al mar. Está localizado dentro de las instalaciones turísticas de Playa Nueva Romana, y se convierte en la última “casa” de golf en América Latina, afiliada a la PGA of America.

Es el campo de golf más grande de Grupo Piñero y está disponible para los huéspedes que se alojen en los hoteles de la marca en dicho destino, incluidos Bahía Principe Luxury Bouganville y Bahía Principe Grand La Romana.

La gestión del PGA Ocean’s 4 está estrechamente ligada con el mantenimiento sostenible de la fauna y flora que posee, pues la gran biodiversidad del área hace que el recorrido sea un verdadero disfrute por su impactante y memorable belleza. Definitivamente, la incorporación del golf como incentivo complementario al destino turístico de La Romana aporta un estándar de excelencia garantizado por el acuerdo con la PGA of America.

Y es que jugar al golf entre sublimes palmeras en un paisaje de cálidas aguas azules se convierte en la actividad perfecta durante unas merecidas vacaciones, ¿Nos crees?

 

TEXTO: CAROLINA PEGUERO I FOTOS: FUENTE EXTERNA

 

 

Tags from the story
,
More from Carolina Peguero

Del cassette a “Spotify”: streaming de música

Es increíble lo que una canción, una melodía o tan solo tararear...
Read More